Chile: fuerte aumento del gasto militar

Lagos fue el mandatario que más dinero gastó para renovar las fuerzas armadas
Lagos fue el mandatario que más dinero gastó para renovar las fuerzas armadas
(0)
26 de septiembre de 2005  

SANTIAGO, Chile.- Las fuerzas armadas chilenas tienen razones de sobra para estar agradecidas con el presidente Ricardo Lagos, quien antes de asumir en 2000 podía ser considerado un severo detractor de los militares.

El mandatario socialista era hasta entonces el enemigo número uno del ex dictador Augusto Pinochet y apuntaba con su dedo acusador no sólo al ex gobernante militar, sino también a las fuerzas armadas por las violaciones de los derechos humanos.

Pero después de cinco años y medio de gobierno, los militares han superado los resquemores y desconfianzas que les causaba un mandatario socialista como el derrocado Salvador Allende, y con Lagos han logrado como nunca renovarse y adquirir moderno material de guerra, aunque también elementos de segunda mano o usados, para reemplazar viejos aviones o barcos.

En este período se adquirieron 10 modernos F16, una fragata nueva, siete fragatas usadas y tanques y vehículos militares, además de dos submarinos, uno de ellos entregado este mes por el consorcio franco-español fabricante.

Lagos ha pasado a ser el gobernante que más gastó en renovar a las fuerzas armadas. Además, ha acogido en cierto modo las demandas de los militares al haber indultado a un suboficial condenado por el homicidio en 1982 de un líder sindical. El mandatario justificó la medida, resistida por muchos sectores, como una forma de equilibrar las reducciones de condenas que favorecieron a extremistas de izquierda, y no descartó totalmente un proyecto de ley derechista que les concede beneficios a militares condenados.

Durante el gobierno de Lagos, las tres ramas de las fuerzas armadas compraron aviones, tanques, fragatas y submarinos por 1653 millones de dólares, y se proyectan compras por otros 430 millones de dólares para el futuro cercano.

El ministro de Defensa, Jaime Ravinet, dijo la semana pasada que el gasto en defensa no superará el compromiso del 1,15% del PBI, para "dar confianza y seguridad al resto de la región".

Las adquisiciones de armas se han facilitado por los mayores recursos que han tenido en especial en los dos últimos años las fuerzas armadas por los aportes por las ventas de cobre, el principal producto de exportación de Chile. De los 250 millones de dólares que percibían hasta 2003, el alza del cobre les permitió recibir en 2004 438 millones de dólares, y este año tendrán otros 750 millones de dólares por una ley que les otorga el 10% de las exportaciones de cobre.

El analista en defensa Eduardo Santos estimó que la bonanza les ha permitido gastar en los dos últimos años entre 2700 y 3000 millones de dólares. Con los ingresos extra provenientes del cobre, las fuerzas armadas perciben entre el 3 y 3,2% del PIB, según el analista.

Pero Santos afirmó que hasta hace poco Chile estaba pagando el endeudamiento que había contraído por las crisis en las relaciones en 1975 con Perú y en 1978 con la Argentina. "No hubo compras nuevas, sino más bien pago de intereses, porque entre el 40 y el 50% de la ley del cobre se gastó en pagar intereses", dijo a LA NACION. Agregó que las nuevas adquisiciones comenzaron a mediados de la década pasada, cuando toda la flota quedó al mismo tiempo obsoleta. De hecho, el ejército todavía cuenta con los tanques estadounidenses M41 que se usaron en la guerra de Corea.

Santos consideró que la renovación de material de las fuerzas armadas chilenas no debe ser un motivo de preocupación para la Argentina. "En Chile, prácticamente se desecha cualquier tipo de guerra vecinal con la Argentina, desde hace unos dos o tres años."

Pero el abogado y también experto en asuntos de defensa Santiago Escobar cree que hay un "exceso" de gasto militar. "No tiene un fundamento sólido en la planificación estratégica del país, porque no se ha dado un elemento central de la planificación moderna, es decir, no existe un comando general conjunto y cada compra es por rama", dijo.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.