Violenta jornada de protesta en Chile: más de 500 detenidos por enfrentamientos entre estudiantes y la policía

Ayer, bajo el lema "Educación gratuita y de calidad", miles de manifestantes chocaron con carabineros en el centro de Santiago y otras ciudades; hubo 29 policías heridos
(0)
5 de agosto de 2011  • 12:39

SANTIAGO DE CHILE.- Las fuerzas policiales de Chile reprimieron ayer con chorros de agua y gases lacrimógenos a los estudiantes secundarios que pretendían marchar por una educación gratuita y de calidad, y detuvieron a 552 manifestantes, en una jornada marcada por los enfrentamientos en las principales ciudades del país trasandino, que dejaron 29 carabineros heridos.

Luego de los incidentes, en repudio de las detenciones, miles de personas en el resto de la capital chilena se unieron a la movilización de los estudiantes a través de un "cacerolazo", modalidad de protesta adoptada durante la dictadura militar de Augusto Pinochet, entre 1973 y 1990,

Caída la noche, se escuchó el sonido de cacerolas golpeadas en diversas partes de la ciudad, acción llamada por la vocera de los universitarios Camila Vallejos, y que tuvo una masiva respuesta social.

Los alumnos secundarios y universitarios mantienen desde hace más de dos meses una movilización que incluye tomas de escuelas, paros, huelgas de hambre y marchas en demanda de cambios profundos al desigual sistema de enseñanza del país, calificado como el más caro del mundo por la según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Ayer, la movilización alcanzó su punto más álgido cuando cientos de estudiantes, de incluso 12 años, intentaron llegar al palacio presidencial de La Moneda, en medio de peleas con la policía.

"Esto parece un estado de sitio, me imagino que habrá sido así hace 30 años en Chile durante la dictadura militar. Ni siquiera está asegurado el derecho a la congregación en los espacios públicos", declaró Vallejos a periodistas .

La Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), exigió al gobierno respuestas a sus demandas, y fijó un plazo para que se resuelvan. El presidente de la Universidad de Los Lagos, Patricio Contreras, comunicó: "El Ejecutivo tiene un plazo de seis días, a partir de esta jornada de movilizaciones y protesta nacional'', clamó, y anunció que continuarán con las protestas hasta que sus reivindicaciones sean acogidas.

Desde la oposición, el senador socialista Fulvio Rossi, denunció represiones a menores de edad, y anticipó que intentarán bloquear todas las iniciativas legislativas del gobierno. "Se están violando derechos humanos fundamentales de los niños", reclamó, luego de que el gobierno dijera que pensaba buscar una salida a la crisis en el Congreso.

Tomas. Ayer, unos 200 estudiantes ocuparon pacíficamente las instalaciones del canal de televisión privado Chilevisión y exigieron salir al aire para expresar sus demandas en favor del fortalecimiento de la educación pública, dijo la periodista de la emisora televisiva, Macarena Pizarro.

"Nos vimos afectados como canal por una ocupación de unos 200 estudiantes que llegaron hasta el canal para manifestarse", dijo Pizarro mientras narraba las violentas manifestaciones estudiantiles.

Los estudiantes chilenos incendiaron varios objetos en las calles de Santiago
Los estudiantes chilenos incendiaron varios objetos en las calles de Santiago Fuente: AFP

Los hechos. El gobierno entregó el lunes pasado un paquete de 21 medidas para mejorar la educación y los estudiantes, que deben responder la propuesta hoy, adelantaron que será rechazada.

Las marchas, de secundarios por la mañana de ayer y universitarios por la tarde de ayer, fueron convocadas antes de que el gobierno entregara su plan.

"Todo tiene su límite", dijo ayer el presidente Sebastián Piñera al tiempo que su ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, agregó que "el tiempo de las marchas se acabó". Unos 1300 policías bloquearon el paso al palacio presidencial donde suelen concluir las marchas.

Los alumnos fueron reprimidos en Santiago de Chile, donde se llevó a cabo la mayor concentración con 10.000 personas; en el puerto de Valparaíso, 140 kilómetros al noroeste de Santiago, donde se movilizaron 5000 estudiantes y en Concepción, 500 kilómetros al sur de la capital chilena, donde otros miles se sumaron a una marcha que también fue golpeados por las fuerzas policiales.

La jornada se inició con barricadas incendiarias en 12 puntos de Santiago y los Carabineros lanzaron carros hidrantes y gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes que cortaron el tránsito, destruyeron señales y semáforos.

Las protestascoincidieron con la publicación de una encuesta del Centro de Estudios Públicos, que sitúa a Piñera con una aprobación del 26 por ciento, la cifra más baja para un mandatario en 20 años de democracia.

La marcha en la ciudad de Santiago, a la que asistieron alrededor de 10 mil alumnos secundarios, no fue autorizada por el gobierno que acusó de "intransigencia" a los dirigentes estudiantiles.

El vocero del gobierno, Andrés Chadwick, dijo que los estudiantes "no son dueños del país y por eso nosotros tenemos que hacer respetar la ley". "No podemos ser presos, como sociedad, de que sólo valen los derechos de los estudiantes a manifestarse", enfatizó el vocero.

Agencias: DPA , EFE y AFP

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.