Polémica. China avanza con una dura ley antiterrorista