China construirá el segundo rascacielos más alto del mundo