China, no tan cerca como busca Chávez