Cientos de miles de nicaragüenses toman las calles en una marcha pacífica contra el gobierno de Ortega

La marcha fue convocada en solidaridad con las madres de los más de 80 fallecidos por la ola represiva comenzada a mediados de abril
La marcha fue convocada en solidaridad con las madres de los más de 80 fallecidos por la ola represiva comenzada a mediados de abril Fuente: Archivo
(0)
30 de mayo de 2018  • 19:44

MANAGUA. - Cientos de miles de personas, muchas de ellas mujeres, marcharon pacíficamente en la capital de Nicaragua para pedir "justicia" para sus hijos muertos en las recientes protestas y exigir la renuncia del presidente Daniel Ortega.

Vestidos en su mayoría de negro y portando banderas de color azul y blanco (emblema nacional), los manifestantes se reunieron en la rotonda Jean Paul Genie, en el este de Managua, y caminaron varios kilómetros hasta la jesuita Universidad Centroamericana (UCA).

A la cabeza de la marcha iban más de 100 mujeres que llevaban en alto las fotos de sus jóvenes hijos, sobrinos y nietos muertos. Delante de ellas, una inmensa manta negra con letras blancas clamaba: "Exigimos justicia".

"Justicia para las víctimas, cárcel para los asesinos", coreaban los manifestantes. "De que se van, se van", gritaban otros en alusión a Ortega y a su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo.

"Que se rinda tu madre" y "Ortega asesino", se leía en cartones llevados por jóvenes, profesionales, desempleados y campesinos.

La manifestación, una de las más grandes realizada en Managua, fue organizada por el movimiento cívico "Madres de Abril", que convocó a un millón de personas en ocasión del Día de la Madre nicaragüense y bajo el lema "no tenemos nada que celebrar".

El movimiento fue creado para apoyar a las más de 80 madres cuyos hijos murieron en enfrentamientos con la policía y paramilitares en distintos puntos del país en las últimas semanas.

Según Amnistía Internacional, en las protestas que comenzaron el 17 de abril murieron 83 personas, pero el gobierno sólo reconoce 23 fallecidos.

Erika Guevara-Rosas, directora de Amnistía para América Latina, dijo que "las autoridades de Nicaragua, incluso al más alto nivel, han lanzado un ataque sostenido, decisivo y frecuentemente fatal" contra los manifestantes.

La grave crisis política en Nicaragua comenzó con una protesta estudiantil contra una reforma al segurosSocial, que afectaba a miles de trabajadores y jubilados, pero se extendió por el país debido a la violenta acción de la policía y los paramilitares.

DPA y ANSA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.