Cientos de personas se concentraron para respaldar a Mesa