Cierran el cerco sobre el refugio de Ben Laden

Llegaron más tropas a Tora Bora
(0)
6 de diciembre de 2001  

KABUL.- Con la ayuda de incesantes bombardeos norteamericanos sobre la región de Tora Bora, combatientes afganos antitalibanes se lanzaron ayer a la captura de Osama ben Laden en las montañas blancas al este de Afganistán y libraron los primeros choques con los militantes de Al Qaeda, la organización terrorista que él dirige.

Los choques, que no provocaron víctimas, se presentan como el preámbulo de una ofensiva a gran escala que los Estados Unidos y las milicias de la Alianza del Norte tienen previsto lanzar contra el supuesto refugio donde se esconde Ben Laden.

El gran escenario de la guerra antiterrorista se trasladó desde días atrás al complejo de cuevas y túneles de Tora Bora, en una escarpada zona montañosa próxima a la frontera paquistaní donde se sospecha que el líder de Al-Qaeda podría estar protegido por cientos de sus seguidores.

"Esta lucha apenas ha comenzado", declaró el general Richard Myers, Jefe de Estado Mayor Conjunto de los Estados Unidos.

Más combatientes

Camiones cargados con cientos de combatientes emprendieron el camino a las montañas blancas situadas a unos 50 kilómetros al sur de Jalalabad, a donde están llegando nuevos combatientes.

Hazrat Ali, jefe de seguridad de esa provincia, aseguró que estaba reuniendo una fuerza de hasta 3000 hombres para la batalla y todo parece indicar que una ofensiva a gran escala contra el posible refugio del hombre más buscado del mundo podría comenzar en cualquier momento.

El secretario de Defensa estadounidense, Ronald Rumsfeld, afirmó que su gobierno apoyaba las operaciones de las fuerzas afganas antitalibanas en torno de las instalaciones subterráneas, aunque declinó precisar si unos 2000 afganos se habían trasladado a la zona para el ataque.

Por otro lado, una versión de la que se hizo eco ayer el diario The Washington Post indicó que el número dos de Al-Qaeda, el médico egipcio Ayman Al-Zawahiri, pudo haber sido alcanzado en los últimos bombardeos norteamericanos sobre la ciudad de Kandahar.

Otras fuentes indicaron que en esos ataques murieron la esposa y cuatro hijos de Al-Zawahiri, pero afirmaron que el terrorista que secunda a Ben Laden en Al Qaeda logró escapar a los bombardeos. The Washington Post dijo que una decena de líderes de Al Qaeda habrían muerto ayer en las incursiones norteamericanas en las cercanías de Jalalabad.

Para el diario árabe internacional Al-Hayat, editado en Londres, el propio Al-Zawahiri, líder de la Jihad islámica en Egipto, resultó herido en el bombardeo. Al-Zawahiri, es acusado por los Estados Unidos de ser el organizador directo de los atentados terroristas del 11 de septiembre en Nueva York y Washington.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.