Claves para entender la nueva moneda

(0)
28 de diciembre de 2001  

Estas son algunas de las preguntas más frecuentes sobre el euro:

-¿Qué es el euro?

-Es la moneda de Austria, Bélgica, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Holanda, Portugal y España, aprobada el 1° de enero de 1999.

-¿Cuánto tiempo llevará la introducción del euro?

-Hasta el 1° de marzo de 2002 el euro y las monedas nacionales circularán juntas. A partir de esa fecha, el euro será la única moneda de curso legal en los 12 países.

-¿Cuánto vale?

-Depende. El euro se comercializa contra el dólar de la misma forma que cotiza en relación con el franco, el marco y otras monedas. Este año tuvo un valor de unos 90 centavos de dólar en promedio.

-¿De qué denominaciones serán los billetes y monedas?

-Los billetes son los mismos en los 12 países que usan el euro. Cada billete tiene una marca de agua y un holograma para salvaguardarlo de falsificaciones. Las monedas tienen una cara con el mismo diseño en todos los países y otra con diseño nacional. Cada país es responsable de imprimir sus billetes y acuñar sus monedas, que pueden ser usados en cualquier país.

-¿Qué países no tendrán euro?

-Gran Bretaña, Dinamarca y Suecia, que integran la Unión Europea, ni los no miembros de la organización, Noruega y Suiza.

-¿Cómo será la introducción del euro en la vida cotidiana?

-Es un ejercicio logístico que involucra no sólo la distribución de dinero efectivo sino también el retiro de monedas nacionales. Los cajeros automáticos han sido reemplazados o convertidos, las cuentas bancarias cambiadas y las campañas de publicidad instruyen a los ciudadanos sobre cómo reconocer la nueva moneda y su valor.

-¿A qué se apunta?

-Al crear un mercado unificado de unos 300 millones de personas, los Estados esperan incentivar el comercio, los viajes y la inversión.

-¿Qué pasa con no europeos?

-Turistas y viajeros de negocios a los países del euro no tendrán que preocuparse por cambiar francos a marcos cuando viajen de Francia a Alemania, por ejemplo. La decisión respecto de si llevar euros encima u obtenerlos al llegar a Europa depende de dónde se consiga la mejor tasa de cambio. Quienes se quedaron con monedas de viajes anteriores pueden cambiarlas en algunos bancos, pero no indefinidamente.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.