Clima de guerra total en Medio Oriente

Israel atacó blancos palestinos en toda Gaza y Cisjordania, al tiempo que mantiene bloqueado a Yasser Arafat en Ramallah
(0)
14 de diciembre de 2001  

JERUSALEN.- Tras romper todo contacto con Yasser Arafat y evaluar su posible expulsión a Túnez, Israel bombardeó ayer, por segundo día consecutivo, objetivos palestinos en Cisjordania y en la Franja de Gaza, a la que dividió en tres sectores incomunicados entre sí, mientras sus funcionarios reiteraban que "Arafat no existe más".

Un día después de la ola de sangrientos atentados que mató a diez colonos israelíes y llevó al gobierno de Ariel Sharon a cortar relaciones con la Autoridad Palestina (ANP), cazabombardeos F-16 y helicópteros artillados israelíes dispararon sus misiles contra edificios del gobierno palestino en Ramallah, oficinas de Al-Fatah -el movimiento de Arafat- en Jenin, y blancos de seguridad en Gaza.

Asimismo, el ejército israelí destruyó el centro de transmisión de la televisión y la radio palestinas en Ramallah, definidas por los israelíes como "vehículos para instigar a la violencia", y ocupó en esa ciudad el domicilio del líder de Al-Fatah para Cisjordania, Marwan Barghuthi.

Los bombardeos alcanzaron incluso a un sector de la mezquita al-Rahma, en Gaza, donde se encontraban el líder espiritual de Hamas, Ahmed Yassin, y otros responsables del grupo terrorista palestino.

"No está feliz, pero está vivo"

El vocero de Arafat, Nabil Abu Rudeina, calificó las acciones israelíes de "una declaración oficial de guerra", mientras el líder palestino continuaba bloqueado en Ramallah tras ser declarado "fuera de juego" por Israel, que lo considera "responsable directo" de los atentados terroristas.

"No está feliz, pero está vivo", dijo el director de la radiotelevisión árabe refiriéndose al presidente de la ANP, cuyo domicilio estaba cercado.

El premier de Israel, Ariel Sharon, dijo ayer que, para su gobierno, "Arafat no existe más" y que el presidente palestino está "confinado" en Ramallah, de donde Israel no le permitirá salir.

"Israel no atacará personalmente a Arafat, pero éste se quedará donde está", agregó el ministro de Justicia, Meir Sheetrit.

Por su parte, el ministro israelí de Seguridad Interna, Uzi Landau, no descartó la posibilidad de que Arafat sea enviado de nuevo a Túnez, sede de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) antes de los acuerdos de Oslo en 1993 y país donde vivió exiliado desde 1982 hasta 1994.

En declaraciones al diario francés Le Monde, Landau aseguró que "no es necesario excluir esta eventualidad", al tiempo que agregó: "Hoy, Arafat ya está bloqueado en Ramallah, sin posibilidad de moverse, como un paria".

En tanto, el enviado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Medio Oriente, Terje Roed-Larsen, advirtió ayer que israelíes y palestinos están cerca de un "conflicto militar total".

"Si (ese conflicto) ocurriera, no hay dudas de que la ANP sería debilitada al punto tal que tendría aún menor poder central y, en el peor de los casos, sería completamente aplastada", dijo a la cadena CNN.

Washington, por su parte, informó que su enviado en Medio Oriente, Anthony Zinni, permanecerá "por ahora" en la región.

Zinni había conseguido este martes un alto el fuego de 48 horas entre ambas partes, que se evaporó cuando un grupo de extremistas palestinos acribilló al día siguiente a diez israelíes en un ómnibus en Cisjordania.

Advertencias

Las represalias no se hicieron esperar, y un alto responsable israelí anunció ayer incluso "operaciones de limpieza mucho más duras" destinadas a "detener a los terroristas, desmantelar sus infraestructuras y confiscar sus armas".

Mientras, el ejército israelí mató ayer a un palestino en la Franja de Gaza luego de que éste abriese fuego contra un convoy militar, según anunció el ejército en un comunicado.

Poco antes, dos adolescentes palestinos -Rami Zuruf, de 13 años, y Ahmed Al-Masri, de 15- fallecieron en las localidades de Rafah y Jan Yunes, tras ser alcanzados por disparos de soldados israelíes que reprimían a manifestantes palestinos.

En tanto, la Franja de Gaza, con más de un millón de habitantes palestinos, quedó ayer dividida por las autoridades militares israelíes en tres sectores aislados, y la población no puede moverse entre ellos.

La división coincide con las últimas 48 horas del mes sagrado de Ramadán, jornadas en que la población suele desplazarse para visitar a sus familiares y efectuar compras.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.