Codiciada por magnates de todo el mundo, Nueva Zelanda prohíbe vender viviendas a extranjeros

Una quinta parte de Auckland ha sido adquirida por inversores extranjeros, según señaló el ministro de Comercio de Nueva Zelanda
Una quinta parte de Auckland ha sido adquirida por inversores extranjeros, según señaló el ministro de Comercio de Nueva Zelanda Fuente: Archivo
(0)
15 de agosto de 2018  • 16:44

WELLINGTON.- Por un aumento imparable en el costo de las viviendas, los extranjeros ya no podrán comprar casas en Nueva Zelanda , según una nueva ley aprobada hoy en el Parlamento por iniciativa de la primera ministra Jacinda Ardern. El objetivo: promover la venta nacional de inmuebles.

En el país, con unos 4,7 millones de residentes, los precios de las viviendas han subido por lo menos un 50 por ciento en la última década. El gobierno, integrado por socialdemócratas, los Verdes y el partido populista NZF, argumenta que con esta ley los neozelandeces no se verán superados por "extranjeros acaudalados".

El alcance de la medida se extiende a todas aquellas personas que no sean residentes del país, con la excepción de australianos y singapurenses, quienes se encuentran exentos debido a los acuerdos de libre comercio.

Según una nota del diario El País, la ley prohíbe a los extranjeros comprar viviendas ya existentes, pero sí permite comprar terrenos, de modo que se incentive la construcción de nuevas viviendas para aumentar la oferta. De todas formas, para realizar esa compra, los extranjeros deberán contar con el permiso de la Oficina de Inversiones Extranjeras, y tendrán que demostrar que la inversión traerá beneficios para el país.

La nueva regulación sólo afectará a las casas ya construidas, pero no a la compra de terreno y a la construcción de nuevas viviendas, que sí se seguirán permitiendo
La nueva regulación sólo afectará a las casas ya construidas, pero no a la compra de terreno y a la construcción de nuevas viviendas, que sí se seguirán permitiendo Fuente: AP

"Este gobierno cree que los neozelandeces no deben ser expulsados por compradores extranjeros ricos. Tanto si son hermosas propiedades junto a un lago o frente al mar como si se trata de modestas casas en suburbios, esta ley asegura que nuestro mercado inmobiliario está en Nueva Zelanda, no en los mercados internacionales", dijo David Parker, el ministro neozelandés de Comercio y Desarrollo Económico.

En los últimos años, numerosas celebridades extranjeras como el dueño de Tesla, Elon Musk, o el cofundador de PayPal Peter Thiel, se han asentado este país insular del Pacífico.

Además la nota de El País indicó que a raíz de un informe de la prestigiosa Universidad de Yale donde se afirmaba que Nueva Zelanda sufría el mayor problema de personas sin hogar de todo el mundo desarrollado, la coalición laborista comandada por Ardern prometió tomar cartas en el asunto.

Sobre todo, las promesas de campaña de la primera ministra giraron en torno a la problemática del incremento del valor de la vivienda, producto también de la llegada de inmigrantes, el aumento del nivel de vida y la escasez de oferta.

Sin embargo, el sector inmobiliario cree que la nueva reglamentación no tendrá el efecto deseado, ya que afirma que la inversión extranjera contribuye al desarrollo de nuevos proyectos residenciales, lo que eleva la oferta disponible, incluso para los mismos residentes. Además, sostiene que la prohibición tendrá un impacto negativo al ir en contra de la imagen de economía abierta que proyecta Nueva Zelanda.

Canadá, Australia y otros países han tomado medidas en el mismo sentido en los últimos años, intentando contener los precios de la vivienda. En tanto, la nueva ley neozelandesa entrará en vigencia dentro de dos meses.

Agencia DPA y diario El País

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?