Colombia: violenta contraofensiva militar

(0)
23 de octubre de 2000  

BOGOTA.- La fuerza aérea colombiana reveló ayer que "más de 200 guerrilleros" fueron abatidos en los últimos días en respuesta a la violenta embestida de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que dejó 54 soldados muertos en el noroeste del país desde el jueves.

"Yo pienso que pueden ser 200 guerrilleros caídos; lo que pasa es que ellos esconden a sus muertos, pero lo que el país no sabe es que hubo una gran cantidad de bajas en las FARC", dijo el comandante de la fuerza aérea, general Héctor Velasco.

En una contraofensiva "bien planeada", helicópteros artillados y tropas del ejército colombiano atacaron desde los alrededores del poblado de Dabeiba, a 580 kilómetros al noroeste de Bogotá. Aunque el ejército no dio pruebas de las 200 bajas rebeldes, la cifra sería la más alta en las filas de las FARC en los últimos años.

La intensificación de los combates se produce, además, en vísperas de un nuevo encuentro entre el gobierno de Andrés Pastrana y delegados de las FARC para intentar desbloquear el proceso de paz.

Las FARC tomaron por asalto Dabeiba el miércoles pasado y derribaron, el jueves, un helicóptero militar que llegó a la zona para defenderla. Los 24 soldados a bordo de la nave murieron, al igual que 30 efectivos que llegaron para socorrerlos y fueron atacados por la guerrilla.

Congresistas secuestrados

Al tiempo que en la región noroeste las FARC continuaban los combates con el ejército, dos congresistas y un concejal fueron secuestrados en el norte del país, en la ciudad de Montería, en el departamento de Córdoba.

Los senadores opositores Zulema Jattin y Juan Manuel López, y el concejal Javier Salgado, los tres del Partido Liberal, fueron capturados, separadamente, el sábado último por desconocidos, se informó ayer.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.