Combate naval entre las dos Coreas

Navíos de guerra norcoreanos hundieron un barco de Corea del Sur, causando cuatro muertos, un desaparecido y 22 heridos
Navíos de guerra norcoreanos hundieron un barco de Corea del Sur, causando cuatro muertos, un desaparecido y 22 heridos
(0)
30 de junio de 2002  

SEUL.- Fuerzas navales de Corea del Sur y de Corea del Norte se enfrentaron anteanoche en el Mar Amarillo, con un resultado de cuatro muertos, un desaparecido y 22 heridos, en el más grave choque de los últimos tres años, que podría complicar los esfuerzos en marcha para la reconciliación entre ambos países.

El incidente se generó cuando barcos de guerra norcoreanos equipados con armas de grueso calibre ingresaron en una zona marítima fronteriza en disputa y hundieron un buque surcoreano.

En otro capítulo de "la guerra de los cangrejos", los dos patrulleros de Corea del Norte escoltaban a pesqueros de ese país en una rica zona pesquera cuando, aparentemente, cruzaron la línea divisoria entre ambas naciones y se inició una batalla de 20 minutos.

"Un buque norcoreano abrió fuego y respondimos de inmediato", dijo el general Lee Sang Hee, vocero del Ministerio de Defensa de Corea del Sur. "Hay cuatro soldados muertos, uno desaparecido y 22 heridos. Uno de nuestros patrulleros fue hundido", relató Sang Hee.

La guerra que enfrentó a las dos Coreas entre 1950 y 1953 terminó con un armisticio, no con un tratado de paz, por lo que las dos naciones continúan técnicamente en guerra.

El Comando de las Naciones Unidas (UNC), dirigido por los Estados Unidos, propuso a ambos países que mantuvieran conversaciones militares en la tarde de ayer en la aldea fronteriza de Panmunjom para aclarar los entredichos producidos por el choque naval. Anoche no se conocía el resultado del encuentro.

Los dos países se acusaron mutuamente de haber provocado el incidente. El gobierno de Corea del Sur dijo que los barcos norcoreanos ingresaron sin autorización en la zona marítima en disputa y que dispararon contra sus buques. Por ello, el presidente Kim Dae Jung aseguró que su país "no puede tolerar" el comportamiento de sus vecinos. "Se trata de una provocación militar que hace subir la tensión y no podemos tolerarla", enfatizó.

Denuncia de Pyongyang

Pero Corea del Norte dijo que todo había ocurrido al revés y que "las autoridades surcoreanas inventan cualquier incidente para causar conmoción" en contra de los intentos por mejorar las relaciones intercoreanas.

El Ministerio de Defensa surcoreano confirmó que un buque de Seúl había sido hundido en una zona del Mar Amarillo, a 170 kilómetros al oeste del aeropuerto internacional de Incheon, por el cual decenas de miles de hinchas de fútbol han llegado este mes al país.

La tensión militar entre ambos países dejó ayer perplejos a muchos surcoreanos, que tenían la mente puesta únicamente en el partido que horas más tarde su país jugaría con Turquía por el tercer puesto del Mundial de Fútbol.

El enfrentamiento naval se produjo en un momento en que las relaciones Norte-Sur están en un punto de gran debilidad. Es por ello que los hechos de las últimas horas no auguran una buena reanudación del diálogo entre Pyongyang y Washington que se preveía para mediados del mes próximo.

El 19 de este mes, tras dos días de conversaciones trilaterales en San Francisco, Estados Unidos, Japón y Corea del Sur habían reconocido que se encontraban ante una "ocasión crucial" para mejorar las relaciones con Corea del Norte e inducirla a integrar la comunidad internacional.

La dependencia del cangrejo

El profesor Koh Yoo-Hwan, de la universidad surcoreana Dong-Guk, dijo ayer que la tensión en la zona puede explicarse por los problemas económicos sufridos por Corea del Norte desde hace años, tras la crisis que dejó una gran hambruna en el país.

"La batalla fue causada aparentemente por la búsqueda de cangrejos. Corea del Norte debe a toda costa pescar esos cangrejos, que representan una de sus principales fuentes de divisas", explicó Yoo-Hwan.

El escenario de estos combates marítimos fue el mismo que el de la última batalla acontecida en junio de 1999.

En aquel enfrentamiento decenas de marineros de Corea del Norte resultaron muertos en nueve días de intrusiones por parte de su país. Había sido el primer choque naval entre ambos países desde la guerra que enfrentó a las dos Coreas.

Pyongyang no reconoce la frontera marítima, cuyo trazado fue decretado unilateralmente por las fuerzas aliadas comandadas por Estados Unidos al final de la guerra, en 1953, y pide una nueva delimitación más favorable.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.