Combatir el terrorismo, prioridad para España

Así lo fijó el rey ante el Parlamento
Silvia Pisani
(0)
23 de abril de 2004  

MADRID.- Como cabeza del Estado, el rey Juan Carlos pidió ayer al gobierno y al Parlamento español unidad y prudencia para "el objetivo prioritario de luchar contra esa barbarie que es el terrorismo". Lo hizo con un discurso ante las Cortes que, por primera vez, contó como oyente al presidente regional vasco, promotor de un plan para la independencia de su región.

Esa imagen -la cabeza del Estado y la del poder regional que lo desafía, juntos en un mismo Parlamento- tal vez sea la que mejor resuma el compromiso de diálogo al que llamó el monarca al inaugurar, con un discurso largamente aplaudido, el curso político que toca liderar al socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

El monarca exhortó a fortalecer las relaciones con América latina. Y al analizar el momento español, llamó al consenso, a la prudencia y a la unidad para enfrentar la amenaza que quedó evidenciada con el atentado del 11 de marzo, a cuyas 192 víctimas dedicó el comienzo de su discurso.

El rey aseguró: "Nuestra paz y nuestra seguridad dependen cada vez más de nuestra acción en el exterior", y fue en ese momento cuando recomendó mayor contacto de España con América latina y con Europa, a la vez que "conservar los vínculos transatlánticos" y tratar de que "confluyan en sus intereses".

Poco después, los cancilleres de España y Francia declararon que las relaciones entre ambos países se habían normalizado tras los desacuerdos por Irak.

Juan Carlos de Borbón dejó abierta la puerta a la reforma constitucional que procura el gobierno socialista para distender la puja entre poder central y las autonomías, pero lo hizo con la advertencia de que cualquier corrección al texto, vital para la transición española, se haga "con el mismo consenso político" con que nació, en 1978.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.