Cómo era la "casa del horror"