Cómo fue la semana más complicada de Lula da Silva