Suscriptor digital

Con actos masivos, Capriles y Chávez lanzaron sus campañas

El presidente hizo un largo recorrido por el norte del país; el opositor visitó indígenas
(0)
2 de julio de 2012  

CARACAS.– Cuando faltan tres meses para las elecciones del 7 de octubre, ayer empezó en Venezuela la campaña electoral con sendos actos masivos del presidente Hugo Chávez, que buscará la reelección para permanecer 20 años en el poder, y del candidato de la oposición, el ex gobernador Henrique Capriles.

Chávez –en una camioneta sin techo, con camisa y boina roja, los colores distintivos de sus simpatizantes– encabezó un recorrido por el centro-norte del país, en un intento de demostrar que está en buen estado, pese al cáncer contra el que lucha desde hace un año.

A lo largo de una marea roja de unos 18 kilómetros con carteles de apoyo y banderas venezolanas, el presidente arrojó besos a la multitud, se golpeó el pecho en un saludo a sus simpatizantes y alzó los brazos reiteradas veces con un gesto de triunfalismo.

"En estos próximos 100 días se van a decidir los próximos 100 años venezolanos", afirmó Chávez en un discurso ante miles de seguidores que se concentraron en la ciudad de Maracay.

La marcha comenzó exactamente un año después de que Chávez, en el poder desde 1999, anunciara en Cuba que había sido operado de un tumor con células cancerosas, que luego lo obligó a pasar nuevamente por el quirófano y someterse a tratamientos de quimio y radioterapia.

En los actos de ayer, el presidente, de 57 años, estuvo acompañado en la camioneta por algunos de sus ministros y por su hermano Adán Chávez, gobernador del estado de Barinas.

Desde Maracay se dirigió a sus opositores para decirles que "están derrotados" desde "hoy mismo" y les reclamó respeto para el Consejo Nacional Electoral (CNE) y las Fuerzas Armadas, que se encargan de resguardar los comicios.

Capriles inició su campaña con una visita a pueblos indígenas
Capriles inició su campaña con una visita a pueblos indígenas Fuente: EFE
"Si es que se les ocurre el plan B, nosotros ya tenemos el plan CH, así que no se les ocurra", agregó.

"Pase lo que me pase a mí, que soy un simple ser humano, no podrán con Chávez nunca, jamás, porque Chávez no soy yo, Chávez es un pueblo invicto, invencible [...] y ese pueblo que aquí está somos millones", complementó, y anticipó un "nocaut fulminante no sólo a la burguesía criolla sino al imperio norteamericano", y sentenció que "Venezuela es una vez más como hace 200 años el epicentro de una batalla internacional".

En tanto, Capriles, de 39 años, inició su campaña en el Sudeste, en el otro extremo del país, con una visita a las etnias indígenas, para resaltar las regiones "olvidadas" por el actual gobierno. Por la mañana hubo un acto en el estado de Bolívar, con la etnia indígena Pemón, que habita una alejada zona fronteriza con Brasil y donde ni siquiera hay señal telefónica.

"Muy buenos días a todos! Un gran abrazo! Hoy arrancamos otra etapa hacia el 7 Oct, hacia el futuro que es indetenible y nuestro!", escribió Capriles en Twitter. "No es solamente un inicio de campaña, es la cuenta regresiva para abrirle la puerta al futuro a nuestra Venezuela! Viene el progreso!", añadió.

Capriles, elegido candidato de la oposición en unas inéditas primarias en febrero, es el intento más serio de arrebatarle el poder a Chávez, y aprovechando su juventud y energía ha comenzado a visitar "casa por casa" toda Venezuela.

"Esta es una candidatura ganadora. Porque nuestro camino, este que hemos ido construyendo paso a paso, está hecho con las nuevas maneras de hacer política: honesta, moderna y basada en solucionar los problemas de la gente", señaló. Según afirmó, su propuesta está apoyada en quienes creen que se puede cambiar el "rumbo que le han impuesto a nuestra Venezuela".

"Hay un camino y ya lo estamos recorriendo. Ya lo hemos dicho: nosotros estamos comprometidos con el progreso de todos los venezolanos, con la paz y la tranquilidad de todos los venezolanos por igual, sin importar su tendencia política. Los venezolanos queremos un gobierno transparente, sin trampas, sin oscuridad", añadió.

Chávez posee una ventaja de dos dígitos según la mayoría de las encuestas, pero hay un alto nivel de indecisos, y un sondeo muy respetado mostró esta semana al presidente y a Capriles cabeza a cabeza.

El presidente inicia la carrera electoral con la promesa de profundizar su "revolución socialista en Venezuela", mientras Capriles ofrece un modelo "progresista" de desarrollo y presenta a Brasil como su modelo. Chávez ha utilizado las ganancias petroleras del país para financiar programas sociales destinados a los sectores más empobrecidos, lo que lo ha ayudado a mantener su popularidad. También ha dicho que busca ampliar su "revolución bolivariana" durante los próximos años.

Capriles y otros políticos de oposición sostienen que las políticas de Chávez destrozaron la economía, agravaron la delincuencia y convirtieron al país en un destino poco atractivo para la inversión.

Agencias AP, AFP y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?