Con extrema cautela, el Departamento de Estado sigue de cerca la situación

Rechazó la violencia y llamó a respetar el Estado de Derecho; apoyo de la OEA a Moreno
(0)
10 de octubre de 2019  

WASHINGTON.- El gobierno de Donald Trump monitorea "cuidadosamente" la fuerte crisis política y social que se desató en Ecuador, y rechazó la violencia en las protestas, a la vez que abogó por el respeto al Estado de Derecho, en momentos en que el presidente Lenin Moreno denuncia un golpe en su contra orquestado por su antecesor, el izquierdista Rafael Correa, y el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela.

Ecuador vive desde hace una semana una fuerte protesta liderada por las comunidades indígenas que se desató a partir de la eliminación de un subsidio al combustible que regía desde hacía más de 40 años, y que fue decretada por Moreno como parte de su programa económico de ajuste. Al igual que la Argentina, Ecuador tiene un programa vigente con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Estados Unidos está monitoreando los desarrollos recientes en Ecuador cuidadosamente. Rechazamos la violencia como una forma de protesta política", indicó un vocero del Departamento para el Hemisferio Occidental del Departamento de Estado.

"El diálogo y el respeto al Estado de Derecho no solo son consistentes con los valores democráticos, sino que también son la mejor manera para que el pueblo ecuatoriano disfrute de una mayor prosperidad económica", agregó el funcionario.

El Departamento de Estado no llegó a ofrecer un respaldo explícito al presidente Moreno a pesar de una pregunta concreta al respecto por parte de LA NACION, pero sí reafirmó la intención de continuar trabajando junto "con el pueblo de Ecuador".

"Reconocemos las difíciles decisiones que ha tomado el gobierno del Ecuador para mejorar el bueno gobierno y establecer las bases para un crecimiento económico sostenible. Continuaremos trabajando en asociación con el pueblo de Ecuador en apoyo de la democracia, la prosperidad y la seguridad", indicó el vocero.

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y siete países de América Latina manifestaron su respaldo explícito a Moreno.

En un comunicado, la oficina de Almagro dijo que son "injustificables" la violencia, el saqueo y el vandalismo, condenó enérgicamente los "actos de violencia" de los últimos días y rechazó "cualquier forma de interrupción" al gobierno de Moreno.

El respaldo de Almagro se sumó al comunicado difundido en Bogotá por la cancillería colombiana y los gobiernos de la Argentina, Brasil, Colombia, El Salvador, Guatemala, Perú y Paraguay, los cuales manifestaron su "rotundo rechazo a todo intento desestabilizador".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.