Con récord de inflación, Maduro alista nuevas medidas

Los precios habrían subido un 4% en noviembre; planean una devaluación, trabas al turismo y aumentos de nafta
Daniel Lozano
(0)
19 de diciembre de 2013  

CARACAS.– Paquetazo económico a la vista en Venezuela . El gobierno de Nicolás Maduro alista un nuevo sistema cambiario, que incluye la devaluación de la moneda, mientras convence a clases medias y populares de que hay que subir el precio de la nafta. Y todo ello tras "secuestrar" durante nueve días la tasa de inflación de noviembre, convertida en piedra filosofal del país.

"Me informan que fue del 4%. ¡Ya vemos por qué no publican nada! La anualizada saltó al 57% y en alimentos supera el 80%. O la maquillan o nunca la publicarán", reveló el líder opositor Henrique Capriles a través de las redes sociales.

El Banco Central de Venezuela (BCV) vulneró por primera vez el plazo (hasta el día 10) que le concede la normativa para hacer pública la subida de los precios. Según adelantó ayer uno de sus voceros, hoy por fin la comunicarán a la opinión pública, aunque en el mundillo político de Caracas se baraja que se aproximará a la adelantada por Capriles.

No se trata de una cifra cualquiera. Venezuela está a la cabeza del ranking mundial de la inflación, en dura lucha con Siria e Irán. Pero además Maduro basó su ofensiva cívico-militar en las superrebajas a la fuerza en comercios de electrodomésticos y otros rubros que debían provocar "-5% de inflación en noviembre".

Y exhortó a los técnicos del BCV, en los habituales términos revolucionarios, para que lo hicieran constar en sus estadísticas.

"Los anuncios de Rafael Ramírez [el vicepresidente para el área económica] dejan muy claro que viene una maxidevaluación, es decir, una devaluación promedio mayor al 100%. Eso es obvio", sentenció el economista José Guerra, ex director del BCV.

Tan evidente es, pese a que el gobierno no lo confirmó, que Luis Vicente León, presidente de la consultora Datanálisis, apuesta por el mismo adjetivo para desentrañar la impasse económica: "Es obvio que el gobierno discute acciones en materia cambiaria. Eso forma parte del ajuste indispensable. Lo que hay es insostenible".

Y tan insostenible es que incluso el zar económico Ramírez asustó a los miles y miles de viajeros que por distintas razones, desde turistas hasta "raspatarjetas" que hacen negocio con los tipos de cambio, vuelan todas las semanas a Miami, Lima, Quito, Panamá o Europa tras cambiar sus bolívares por dólares al precio oficial. "Vamos a dar ese debate: ¿se justifica gastar 6000 millones de dólares para que todo el mundo viaje? ¿Para qué voy a estar subsidiando el turismo externo? Es una cosa que hay que discutirla", propuso el también presidente de la petrolera estatal Pdvsa.

La ascensión meteórica del dólar paralelo prosigue implacable, pese a la clausura de un centenar de sitios web que informaban sobre sus dividendos. Ayer se cotizaba a más de 60 bolívares por dólar, cuando el cambio oficial es de 6,30 por billete americano. Éste sería uno de los elementos más polémicos del paquetazo económico que prepara el gobierno de Maduro y que tiene en la subida del precio de la nafta su punto más sensible. Un tema tabú en Venezuela que ni siquiera Hugo Chávez se atrevió a tocar en sus 14 años de gobierno. En el imaginario colectivo se relaciona el estallido social del Caracazo en 1989 con la suba del precio del combustible ordenada por Carlos Andrés Pérez.

Con mucha precaución, apoyándose en gráficos contundentes (72 litros de nafta cuestan lo mismo que una botella de agua, 100 litros de combustible a cambio de un periódico, "aunque sea de la oposición") y midiendo sus palabras, Ramírez deslizó que la subida debería acercarse el costo de producción, que es de 2,7 bolívares pro litro. La más cara actualmente no llega a 0,097 bolívares.

La oposición salió en tropel para rechazar esta medida. "El regalo de Maduro a Cuba en 2012 fue de 12.000 millones de dólares, y pretenden que nosotros lo paguemos con inflación y un mayor precio de la nafta", resumió la diputada María Corina Machado.

En cambio, los especialistas económicos se sitúan entre las dos partes. "El incremento de la nafta es indispensable y será hipócrita quien lo ataque, pero debe incluir el sinceramiento de precios en PetroCaribe", dijo León en referencia al petróleo que Venezuela suministra a países de la zona a precio subsidiado.

Incluso los empresarios apoyan al gobierno en este rubro, aunque parezca mentira: "Es preferible una sana política energética, que incluya un precio justo de los combustibles, a seguir subsidiando con fondos que no tenemos", declaró el presidente de Fedecámaras, Jorge Roig.

Para las agencias extranjeras de calificación de riesgo, el panorama venezolano es sombrío. Moody’s y Standard & Poor’s han alertado al gobierno bolivariano sobre sus desequilibrios económicos "insostenibles", tras rebajar su calificación crediticia. Ambas destacan la elevada inflación y la escalada del dólar paralelo, que sitúa al país en peligro de "colapso económico y financiero".

Del editor: cómo sigue.

Los anuncios se suceden, pero los parches del gobierno de Maduro no parecen suficientes para revertir la crisis económica venezolana.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.