Condena por abuso

(0)
11 de julio de 1998  

DALLAS (Reuter).- La diócesis norteamericana de Dallas puso fin ayer a un histórico caso de abuso sexual al acordar pagar una suma récord de 30,9 millones de dólares a 12 ex monaguillos que fueron molestados repetidamente por un sacerdote en una propiedad de la iglesia.

La diócesis había acordado recientemente pagar 7,5 millones de dólares a tres de los jóvenes y el viernes anunció un arreglo de 23,4 millones con los nueve restantes.

Un jurado de Dallas ordenó el año pasado a la iglesia pagar 119,6 millones de dólares a los jóvenes que sufrieron los asaltos sexuales del padre Rudolph Kos en un lapso de 11 años que finalizó en 1992, pero la diócesis señaló que el dictamen la obligaría a declararse en bancarrota y ambas partes negociaron un arreglo económico menor.

Aun así, es el mayor acuerdo que involucra a la Iglesia Católica en un caso de abuso sexual. Las compañías de seguro cubrirán dos tercios del costo.

"Es un día de alivio para todos", dijo Nathan Nichols, de 19 años, y uno de los ex monaguillos que demandó a la diócesis y testificó contra Kos en un caso criminal.

El obispo Charles Grahmann se disculpó ayer ante las víctimas de Kos, cuyas edades oscilan en la actualidad entre 19 y 30 años. "A las víctimas y familiares, una y otra vez quiero ofrecerles disculpas en nombre de la diócesis", dijo en una carta que será leída en todas las misas del área de Dallas este fin de semana.

"Aceptamos el veredicto. Lamento mucho lo que pasó y siento profundamente su dolor", subrayó Grahmann.

Kos, de 53 años, fue sentenciado a cadena perpetua el 1º de abril, tras ser declarado culpable de cargos criminales de asalto sexual agravado.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.