Condenado por crímenes de guerra, se suicidó en pleno juicio en La Haya