Tras el golpe. Condenó el Grupo Río la ruptura democrática