Conmemoran el 55to. aniversario de la creación del Estado de Israel

(0)
7 de mayo de 2003  • 12:07

JERUSALEN.- Con fuegos artificiales que iluminaron el cielo de Jerusalén, la reinauguración de un bar de Tel Aviv destruido por un ataque suicida y salidas en familia, los israelíes festejaron el 55to. aniversario de su independencia.

Los festejos al comenzar la fiesta en la noche del jueves se parecían a los de años anteriores, pero con el trasfondo de los dos graves problemas de la nación: 31 meses de violencia con los palestinos y la caída de la economía a niveles pocas veces vistos en la breve historia del Israel moderno.

La presencia policial en las ceremonias indicaba el problema de seguridad, así como el tono discreto de los festejos en ciudades y pueblos alejados de los centros principales revelaba la magnitud del problema económico.

Miles de personas se congregaron frente al Muro de los Lamentos en Jerusalén para una fiesta televisada. Un cantante fue el presentador, y los políticos aparecían en el escenario junto a los grupos de danza que actúan en todas las festividades israelíes.

La fiesta comenzó al anochecer del martes con la transición tradicional del sombrío Día de la Recordación en memoria de los soldados y civiles muertos en guerras y ataques. El escenario fue el cementerio militar del Monte Herzl, donde se elevó la bandera de media asta al tope del mástil.

Como siempre, los israelíes discutieron si era conveniente yuxtaponer dos sucesos tan diferentes, pero la mayoría de los comentaristas sostuvo que si no se hubieran ganado esas guerras -en particular la de 1948-49 que siguió a la creación del estado, que perdió en ella la décima parte de su población- Israel no hubiera sobrevivido para festejar su independencia.

La victoria de Israel fue la derrota de los palestinos, quienes recuerdan la creación del estado judío como "al-Naqba", la catástrofe. Unos 700.000 palestinos perdieron sus hogares, lo cual generó una crisis de refugiados cuyas consecuencias persisten en la actualidad.

Debido a que Israel utiliza para los festejos el calendario hebreo, los dos días casi nunca coinciden. Los palestinos recordarán el "Día de la Catástrofe" el 15 de mayo.

La depresión económica era evidente en todas partes. El comercio minorista está en baja e incluso bajó la venta de banderas para la fiesta. Las ciudades y pueblos estaban decorados, pero los alcaldes dijeron que no tenían fondos para contratar a artistas de renombre para que actúen en los parques, como se hace habitualmente.

Fuente: AP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.