Rechazaron un pedido de tregua del Vaticano. Conmociona a EE.UU. la captura de los soldados