"Las mismas manos que abusaban de mí me daban de comulgar"