Contra las recomendaciones, Cristina partió a La Habana