Corbyn disparó contra Johnson por "engañar" al país sobre el Brexit

Corbyn y Johnson, durante el debate televisado de ayer
Corbyn y Johnson, durante el debate televisado de ayer Fuente: AFP - Crédito: Jeff Overs
Una semana antes de las elecciones, el líder laborista cargó fuerte por el tratado de salida de la UE
(0)
7 de diciembre de 2019  

LONDRES.- En la cuenta regresiva hacia las elecciones del próximo jueves, el primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, se batió anoche a duelo en un debate televisivo con su rival, el laborista Jeremy Corbyn, en el que el Brexit emergió una vez más como tema decisivo para el electorado y dominó buena parte de la discusión.

Ambos líderes confiaron en consignas electorales muy gastadas, con Corbyn instando al electorado a "elegir la esperanza y votar por un cambio real", mientras que Johnson dijo que la votación del próximo 12 era una oportunidad de "hacer el Brexit, salir de la neutralidad y obtener un Parlamento que trabaje para usted y sus prioridades".

Durante el debate en vivo, Corbyn dijo que los laboristas llevarían el Brexit "a su fin" negociando un nuevo acuerdo y poniéndolo de nuevo a disposición del público en un referéndum, junto con una opción de "permanecer" en el bloque. El primer ministro dijo por su parte que tenía "un trato maravilloso" y que lo usaría para sacar a Gran Bretaña de la UE el 31 de enero.

Corbyn había lanzado sus primeros dardos unas horas antes, durante un acto de campaña, al exhibir un informe oficial clasificado que dejó mal parado al gobierno y con el que intentó remontar en las encuestas. El Partido Conservador, de Johnson, lidera los sondeos, con el 42% de la intención de voto, contra el 33% del laborismo.

Al mismo tiempo, un presentador estrella de la televisión británica acusó al primer ministro de eludir una entrevista con él, conocido por las entrevistas incómodas a los candidatos. Andrew Neil, de la BBC, lamentó su ausencia de Johnson y afirmó haberlo invitado a hablar sobre la "confianza", dado que sus detractores lo acusan siempre de mentir. Y eso sucedió una vez más ayer, cuando Corbyn lo acusó de haber engañado al electorado.

Durante un mitin de campaña en Londres, el líder laborista aseguró que Johnson ocultaba las implicaciones económicas reales de su acuerdo de Brexit con la Unión Europea (UE). Luego distribuyó un documento oficial de 15 páginas, con el logo del Ministerio de Finanzas, de donde surgía que el plan de Johnson para salir del bloque sería "altamente perjudicial" para la economía de Irlanda del Norte.

Johnson dijo reiteradamente durante la campaña que no habría revisiones aduaneras a los bienes que pasen entre Irlanda del Norte y Gran Bretaña. Pero el documento dice que los exportadores tendrían que hacer declaraciones aduaneras cuando trasladen bienes entre Irlanda del Norte y Gran Bretaña.

El análisis filtrado advierte que un 98% de las compañías norirlandesas que exportan a Gran Bretaña son pequeñas y medianas, que "probablemente tendrán problemas para enfrentar" el costo de las nuevas revisiones fronterizas.

Este informe confidencial "desmonta las mentiras que Boris Johnson intenta propagar", afirmó Corbyn. Y lanzó un desafío al país: "Pregúntense, si ocultaron este informe, ¿qué más están ocultando? ¿Cómo los van a engañar?"

Johnson respondió a esas afirmaciones diciendo que no había visto el documento, pero lo describió como un "sinsentido". Una alta fuente del gobierno dijo que el texto fue escrito por un funcionario de bajo rango y que no contaba con una aprobación formal.

"Este documento filtrado es una mera evaluación rápida, no un análisis detallado del acuerdo y le faltan puntos clave", dijo después su partido en un comunicado.

En un hecho inhabitual, dos ex primeros ministros de signo político opuesto, el laborista Tony Blair (1997-2007) y el conservador John Major (1990-1997) participaron ayer en la campaña reclamando un segundo referéndum, con la esperanza de permanecer en la UE.

Gran Bretaña decidió abandonar la UE por 52% de votos en un referéndum en 2016. Pero su salida del bloque, prevista para marzo de 2019, fue aplazada tres veces ante la negativa del Parlamento a aprobar primero el tratado de retirada negociado por la exprimera ministra Theresa May, y luego el texto renegociado por Johnson, quien la reemplazó en junio pasado.

En los primeros meses de su mandato este perdió su frágil mayoría, por la rebelión de 21 diputados conservadores y el enojo de su crucial aliado norirlandés, el DUP, sobre las condiciones del divorcio de Bruselas.

Agencias AFP, AP y ANSA

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.