Corea del Norte, del líder total al gobierno colectivo

Kim Jong-un, el joven sucesor, compartirá el poder con el ejército
Benjamin Kang Lim
(0)
22 de diciembre de 2011  

PEKIN.- Después de la muerte de Kim Jong-il , Corea del Norte pasará de ser una dictadura caudillista a una dirigida por un gobierno colectivo liderado por su inexperimentado hijo, que, a pesar de haber sido nombrado sucesor, será apenas la cabeza de un círculo más amplio de poder.

Así lo afirmó una fuente con estrechas relaciones con Pyongyang y Pekín, que agregó que el ejército, que intenta desarrollar un arsenal nuclear, juró lealtad al inexperto Kim Jong-un, que continúa la dinastía que gobierna Corea del Norte desde su fundación, después de la Segunda Guerra.

La fuente se negó a hacer público su nombre, pero en el pasado acertó al predecir otros acontecimientos, como la primera prueba nuclear de Corea del Norte antes de que ésta se llevara a cabo, en 2006.

Su lectura es la primera señal de que el Estado comunista está siguiendo un curso que muchos analistas previeron: por primera vez, el país será gobernado por un grupo de personas. Tanto Kim Jong-il como su padre, Kim Il-sung, fueron gobernantes autoritarios y todopoderosos.

"Es muy improbable", respondió la fuente, cuando se le preguntó por la posibilidad de que se produjera un golpe militar. "El ejército ha jurado lealtad a Kim Jong-un."

El liderazgo colectivo de Corea del Norte incluirá a Kim Jong-un, a su tío y al ejército, añadió la fuente.

Jang Song-thaek, de 65 años, cuñado de Kim Jong-il, es considerado el poder detrás del trono, junto con su esposa, Kim Kyong-huil. También ocupa ese lugar Ri Yong-ho, la estrella en ascenso del ejército norcoreano.

El joven Kim, de veintitantos años, tiene sus propios partidarios, pero no es suficientemente fuerte como para consolidarse en el poder.

"Sé que pudo materializar a su alrededor a un grupo de partidarios que son de su misma generación", dijo Koh Yu-hwan, presidente de la Asociación Coreana de Estudios Norcoreanos de Seúl, que añadió que el grupo fue armado por Kim Jong-il antes de su muerte. "La relativa calma que reinó estos últimos días demuestra que fue eficaz."

Ralph Cossa, una autoridad sobre Corea del Norte y presidente del instituto de investigación estadounidense Pacific Forum CSIS, dijo que era razonable que el grupo gobernante se mantuviera unido.

"Todos están interesados en la supervivencia del régimen -señaló-. Su propia seguridad y supervivencia personal está inextricablemente vinculada con la supervivencia del régimen y Kim Jong-un es la manifestación viva de eso. Creo que el régimen permanecerá estable, al menos a corto plazo."

Reformismo

Cossa agregó que el nuevo grupo puede estar inclinado hacia la reforma , pero subrayó que esa tendencia no estaba confirmada en absoluto: "A largo plazo, parece haber alguna esperanza, que emana principalmente de Pekín, de que Kim Jong-un conduzca a Corea del Norte por el camino de una reforma al estilo chino, aparentemente basada en la convicción de que Jang es o será un reformista. Quién sabe, tal vez sea cierto. Aunque con el tiempo esto podría aliviar el sufrimiento del pueblo norcoreano, no hará gran cosa por promover la causa de la desnuclearización".

La fuente de alto nivel también dijo que Corea del Norte probó un misil el lunes pasado para advertir a Estados Unidos que no debe hacer ningún movimiento en su contra. Sin embargo, Pyongyang no tendría planes de realizar más pruebas.

"Con la prueba del misil, Corea del Norte quería enviar el mensaje de que tiene capacidad suficiente para defenderse sola", dijo la fuente. "Pero es improbable que el país realice una prueba nuclear en el futuro próximo, a menos que sea provocado" por Estados Unidos y Corea del Sur, añadió.

El imprevisible programa nuclear norcoreano ha sido una persistente fuente de tensiones para la comunidad internacional. Pyongyang realizó pruebas nucleares en 2006 y 2009, y se retiró de las negociaciones internacionales para que vuelva a cumplir con el Tratado de No Proliferación.

La fuente de alto nivel también dijo que Pekín sólo había sido notificado de la muerte de Kim el lunes, poco antes de que la televisión estatal norcoreana difundiera la noticia. Sin embargo, un importante diario de Corea del Sur informó ayer que China se enteró de la muerte de Kim muy poco tiempo después de que se produjo, el sábado pasado. China no hizo comentarios oficiales y ni siquiera insinuó que se enteró de la muerte antes del anuncio.

Pekín, el más estrecho aliado y mayor proveedor de asistencia de Corea del Norte, puso en marcha los mecanismos para dar apoyo al joven Kim. El gobierno lo invitó a realizar una visita y, en un gesto inusual, el presidente Hu Jintao y el vicepresidente Xi Jinping visitaron la embajada del ermitaño Estado en Pekín para manifestar sus condolencias.

La perspectiva de inestabilidad en su frontera noreste preocupa a China, y considera que el joven Kim y su círculo son la mejor perspectiva para mantener estable a Corea del Norte.

China presionó al país para que se desnuclearice, y Corea del Norte está dispuesta a hacerlo con la condición de que Corea del Norte, Corea del Sur, Estados Unidos y China firmen un armisticio que reemplace al acuerdo de cese de fuego de 1953, según afirmó la fuente. Las dos Coreas están divididas desde hace décadas y técnicamente siguen en guerra, ya que su conflicto de 1950-1953 terminó con un armisticio pero no con un tratado de paz.

LOS NORCOREANOS, DE LUTO POR SU LÍDER

PYONGYANG (AP).- El régimen norcoreano afirmó ayer que cinco millones de personas rindieron homenaje al difunto líder Kim Jong-il en la plaza central de Pyongyang. Las imágenes de la televisión comunista mostraban a la gente y a los oficiales llorando bajo la nieve que caía.

Traducción de Mirta Rosenberg

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.