Otro escándalo de corrupción ligado a la pandemia en Bolivia

Controles militares en Bolivia
Controles militares en Bolivia Fuente: Reuters
(0)
27 de mayo de 2020  • 19:56

LA PAZ.- Al escándalo por la compra de respiradores con sobreprecios por parte del gobierno de Bolivia para atender la emergencia sanitaria del coronavirus , se sumó hoy la detención del alcalde de Cochabamba, José María Leyes, acusado de irregularidades en la contratación de un restaurante para la entrega de comida a militares y policías involucrados en el combate de la pandemia de coronavirus .

La corrupción y la crisis presionan a Áñez para que convoque a las urnas en Bolivia

Leyes, del Movimiento Demócrata Social, una coalición que agrupa a partidos que se formó para ganarle las elecciones al Movimiento al Socialismo (MAS) en Cochabamba -principal bastión de Evo Morales-, fue detenido tras ser indagado en la Fiscalía Anticorrupción.

Al salir de las oficinas, donde se abstuvo de declarar por el caso denominado Comida, dijo sentirse perseguido, dolido y decepcionado. "No es esto por lo que el pueblo boliviano peleó" y acusó al ministro de Gobierno, Arturo Murillo, de estar "detrás de esto" y ejecutar una "persecución personal" en su contra para distraer la atención sobre el caso de la compra de respiradores.

Con respecto al caso de la compra de 170 respiradores a sobreprecio a una empresa española, la Fiscalía de Bolivia declaró el secreto de sumario para la investigación. Por esa causa está detenido el ahora exministro de Salud Marcelo Navajas.

"A partir de hoy se ha declarado en reserva todo el proceso de investigación del caso 'Respiradores'", dijo el fiscal general, Juan Lanchipa, en declaraciones a la prensa local.

Lanchipa explicó que el Ministerio Público solicitó al juez del caso que impusiera la "reserva" de las actuaciones judiciales en previsión de que las pesquisas se extendieran a otras personas que podrían fugarse, pedido al que el magistrado accedió, informó el diario La Razón.

El escándalo estalló hace una semana, cuando se conoció que el gobierno de Jeanine Áñez , que llegó el poder tras la caída de Evo Morales , le compró los equipos a la empresa catalana GPA Innova a un precio unitario de 27.683 dólares. Sin embargo, luego se supo que la compañía los vende en general a entre 10.312 dólares y 11.941 dólares.

Áñez convirtió la lucha contra la corrupción del gobierno de Evo en la principal bandera de su gestión.

Agencia AFP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.