Crece la condena internacional a la junta golpista de Mali, que promete elecciones "en un plazo razonable"

La junta liderada por el coronel Assimi Goita enfrenta el rechazo de los países de la región, la ONU y la Unión Europea
La junta liderada por el coronel Assimi Goita enfrenta el rechazo de los países de la región, la ONU y la Unión Europea
(0)
20 de agosto de 2020  • 16:55

BAMAKO, Mali.- El golpe que derrocó el martes al gobierno constitucional de Mali, tras una rebelión militar que coronó meses de manifestaciones en este país africano, desató una ola de inquietud en los vecinos que al igual que el resto de la comunidad internacional exigieron la "reinstalación" de las autoridades legítimas.

Tras una cumbre extraordinaria, los jefes de Estado de la región África Occidental (Cedeao) reclamaron la restitución de Ibrahim Boubacar Keita como presidente y decidieron enviar "inmediatamente" una delegación a Mali.

"Pedimos la reinstalación del presidente Ibrahim Boubacar Keita como presidente de la República" de Mali, declaró el jefe de Estado de Níger, Mahamadou Issoufou, que ocupa la presidencia del organismo regional.

"Mali está en una situación crítica, con riesgos graves de que un colapso del Estado y de las instituciones provoque retrocesos en la lucha contra el terrorismo y el crimen organizado, con consecuencias para el conjunto de nuestra comunidad. Es decir que este país necesita más que nunca nuestra solidaridad", añadió.

El reclamo de los gobiernos de la región siguió a la declaración de la nueva junta militar, que se presentó en sociedad y dijo que habría elecciones "en un plazo razonable", con la venia de la oposición, que celebró la caída de un gobierno "sanguinario".

Los militares rebeldes fueron recibidos como héroes entre los manifestantes en la capital, el día del golpe
Los militares rebeldes fueron recibidos como héroes entre los manifestantes en la capital, el día del golpe

El Movimiento 5 de Junio-Agrupación de Fuerzas Patrióticas (M5-RFP), la alianza opositora detrás de las manifestaciones de los últimos meses para exigir la renuncia de Keita, se mostró dispuesto a trabajar con la junta militar golpista para una transición en uno de los países más pobres de África y del mundo.

En un comunicado, el movimiento celebró la salida de Keita y "tomó nota del compromiso de abrir una transición política civil" manifestado por los militares golpistas del Comité Nacional para la Salvación del Pueblo (CNSP), como se denominaron los militares sublevados.

Según el M5-RFP, la intervención de los militares "completó la lucha del pueblo maliense para conseguir la dimisión" de Keita y su gobierno, al que una vez más acusó de "sanguinario, incompetente y corrupto".

En un mensaje aparentemente dirigido a las nuevas autoridades militares, el movimiento subrayó que "el pueblo maliense sigue más movilizado y decidido que nunca hasta coronar su lucha patriótica para la restauración de un Mali democrático, republicano y laico, dotado de una gobernanza responsable y virtuosa".

Al frente de los golpistas quedó el coronel Assimi Goita, quien se presentó en sociedad como el nuevo hombre fuerte del país luego de haber liderado la sublevación, condenada de manera unánime por la comunidad internacional.

"Me presento: soy el coronel Assimi Goita, presidente del Comité Nacional para la Salvación del Pueblo", declaró el oficial a la prensa. Y añadió que su país se encontraba "en una situación de crisis sociopolítica, de seguridad". "Ya no podemos equivocarnos más", sentenció.

El coronel Goita no podrá, sin embargo, contar con el apoyo de Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y la Unión Africana que exigieron la liberación "inmediata" de Keita y condenaron el "motín".

Agencias AFP y DPA

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.