Tras el devastador paso del ciclón Nargis. Crece en Myanmar el temor a un mortal brote de epidemias