Crece la presión militar en Rusia