Crece la tensión en Venezuela: oficialistas y opositores salen a las calles de Caracas

Los opositores demandan la liberación de Leopoldo López, uno de sus líderes
Los opositores demandan la liberación de Leopoldo López, uno de sus líderes Fuente: EFE
El dirigente Leopoldo López confirmó la marcha pese a las advertencias del gobierno, pero la zona donde se realizará está fuertemente custodiada; el gobierno llamó a sus propias concentraciones
(0)
18 de febrero de 2014  • 18:00

CARACAS.- Venezuela está en vilo. Seis días después de un día de violencia extrema, que dejó tres muertos y decenas de heridos, el temor a nuevos enfrentamientos está latente, con la convocatoria a nuevas concentraciones por parte de oficialistas y oposiciones.

Leopoldo López confirmó ser uno de los líderes de la oposición al convocar, el domingo pasado, a una marcha para hoy que comenzaría en la Plaza Venezuela y terminaría en el Ministerio del Interior y Justicia, donde tiene previsto entregarse a las autoridades que lo acusan de terrorismo y homicidio, al considerar que él incitó a la violencia el miércoles pasado, cuando murieron por lo menos tres personas.

Sin embargo, después de que el oficialismo convocara a manifestarse en esa misma plaza, López decidió cambiar el lugar de inicio de la marcha sobre la Avenida Francisco de Miranda de Chacaito, un área opositora. El dirigente de Voluntad Popular redobló la apuesta al confirmar la marcha, ya que anoche el presidente de la Asamblea Nacional y número dos del chavismo, Diosdado Cabello, aseguró que la concentración "no está autorizada" y que López terminaría en prisión.

"Ni una sola marcha opositora va a entrar a territorio del municipio Libertador. No van a pasar. No está autorizada", dijo Cabello en su nuevo programa de televisión nocturno.

Sin embargo, esta mañana unidades antimotines de la Guardia Nacional Bolivariana, apoyadas por vehículos con blindaje ligero, y grupos de la Policía Nacional comenzaron a desplegarse hacia las 8.30 locales (10 de la Argentina) en Chacaito.

"Nuestra lucha es pacifica, pero firme y decidida. Siempre en el marco de la constitucion y con el pueblo en la calle organizado!", escribió López en Twitter a la hora de inicio de la concentración, para disipar dudas sobre una posible cancelación, mientras que cientos de personas se acercaban al lugar.

La marcha del oficialismo

Mientras tanto, el oficialismo realizó esta mañana una jornada de defensa de la revolución bolivariana con un "concierto por la paz" en Plaza Venezuela y más tarde comenzó una marcha de trabajadores de la petrolera nacional (PDVSA) "contra el fascismo y la violencia" hacia el Palacio de Miraflores, en la que participará el presidente Nicolás Maduro.

"Estamos todos los obreros unidos en un solo llamado, los trabajadores petroleros contra el fascismo, no se justifican los actos de violencia que está generando un grupete fascista que quiere llenar de zozobra nuestra sociedad y que han expresado que quieren darle un golpe al gobierno de Nicolás Maduro", dijo Rafael Ramírez, ministro de Petróleo y Minería y presidente de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

El dirigente petrolero oficialista Wills Rangel envió ayer un mensaje a la oposición y recordó que una protesta desde sus filas no está autorizada. "Es necesario que sectores minoritarios entiendan que los chavistas somos mayoría. Esta es una batalla constante, una guerra permanente", dijo, y aclaró que del lado opositor "no hay trabajadores, no hay pueblo ni Fuerzas Armadas, solo personas armadas y entrenadas" para esa guerra, insistió Rangel.

Calculó que alrededor de unos 40.000 trabajadores de PDVSA participarán en la marcha hacia el palacio presidencial de Miraflores, donde se prevé que Maduro pronunciará un discurso.

"Es una marcha de la clase obrera hacia el balcón del pueblo donde está el obrero que dirige al pueblo venezolano", añadió Rangel en alusión al pasado de Maduro como chófer del transporte público.

Ayer, ambas partes se reprocharon la temeridad de convocar dos marchas que podrían encontrarse, en un país altamente polarizado que tiene todavía muy presente los hechos de abril de 2002, cuando una manifestación opositora hacia el palacio presidencial derivó en un sangriento golpe de estado que derrocó brevemente al entonces presidente Hugo Chávez.

En Twitter. La polarización también llegó a Twitter, con los haghtgs oficialistas ( #RodillaEnTierraConNicolasMaduro ) y opositores ( #18FLeopoldoTeAcompañoTrancandoMiCalle ).

Agencias AFP y EFE

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.