Crecen las deserciones en el partido de Lula

Cuatro diputados y 400 militantes abandonaron el PT
(0)
27 de septiembre de 2005  

BRASILIA (AP).- En una nueva muestra de la gravedad de la crisis desatada por el escándalo de corrupción, cuatro diputados oficialistas y 400 militantes anunciaron ayer que abandonan el Partido de los Trabajadores (PT) del presidente Luiz Inacio Lula da Silva.

Las deserciones de ayer se produjeron en el marco de una jornada de por sí complicada para el mandatario brasileño, en la que el Movimiento de Trabajadores Sin Tierra (MST) lanzó una ola de protestas y ocupaciones de edificios públicos para exigir el cumplimiento de las promesas de reforma agraria hechas por el gobierno.

"Me siento mal, no estoy feliz... pero si me quedo en el PT no tengo voz", dijo la diputada María José Maninha, uno de los cuatro parlamentarios de la bancada del PT que anunciaron su salida del partido.

Maninha, una de las fundadoras del PT, en 1980, dijo que dejaba el partido a causa del escándalo de corrupción y sus discrepancias con la política económica del gobierno, pero también porque el viernes próximo vence el plazo para presentarse en las elecciones de octubre de 2006 en un partido que no sea el PT. Las normas determinan que un parlamentario debe tener como mínimo un año de militancia en un partido para poder presentarse como candidato.

Junto con Maninha también anunciaron su salida los diputados Francisco Alencar, Orlando Fantazzini e Iván Valente. Los cuatro se unirán al Partido Socialismo y Libertad (PSOL), dijo la legisladora.

Con la salida de los cuatro, la bancada del PT queda reducida a 84 miembros. Con ese número, el PT pierde la mayoría en la Cámara de Diputados. El bloque mayoritario, con 87 diputados, pasa a ser el del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB).

Otros dos militantes fundadores, aunque sin cargos en el Congreso, como Plinio Arruda y Elio Bicudo, también han dejado el partido. Los anuncios de la jornada se sumaron a la del senador y ex ministro de Educación de Lula, Cristovam Buarque, quien dejó el PT el 9 de este mes. Buarque se había sumado así al camino abierto el 29 de agosto por el diputado André Costa, que fue el primero en anunciar que dejaba el PT. El 20 de septiembre lo hizo João Alfredo Telles.

El PSOL, que recibirá a los cuatro diputados que se alejaron ayer del PT, fue fundado en junio del año pasado por una senadora y tres diputados expulsados del PT en diciembre de 2003 por criticar y oponerse a proyectos económicos del gobierno.

Por su parte, 400 militantes, miembros de sindicatos y grupos sociales afiliados al PT también decidieron alejarse del partido oficialista. Dijeron que su salida se debe a que están descontentos no sólo por las denuncias de corrupción, sino porque el resultado preliminar de los comicios internos del PT del 18 de septiembre sugiere que ganó la corriente representada, justamente, por militantes sospechados de cometer actos ilícitos.

El PT vive desde hace poco más de 100 días una crisis profunda, al descubrirse que había armado un fondo clandestino con el que se pagó parte de la campaña de Lula en 2002, se sobornó a diputados aliados y legisladores del PT recibieron transferencias bancarias.

Sin tierra

En tanto, militantes del MST ocuparon ayer las sedes del Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria (Incra) en unas seis ciudades, entre ellas San Pablo, Río de Janeiro, Florianópolis, Goiania y Aracajú.

"El MST está promoviendo esta semana ocupaciones a sedes del Incra. Las acciones son para protestar contra el no cumplimiento de los puntos del acuerdo firmado el 17 de mayo pasado entre el gobierno y los participantes en la Marcha Nacional por la Reforma Agraria", dijo ayer el movimiento en un comunicado.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?