Críticas y sarcasmo por la "oficina" de la felicidad

El nuevo viceministerio creado por Maduro fue recibido con dosis de indignación y de humor
Daniel Lozano
(0)
26 de octubre de 2013  

CARACAS.- No se trata de un sketch humorístico ni tampoco de una conspiración mediática nacida en las entrañas del Imperio. Todo lo contrario: la creación del viceministerio de la Suprema Felicidad Social , anunciada anteayer, es la última estrategia electoral del presidente venezolano, Nicolás Maduro , sugerida por su mujer, Cilia Flores, "la primera combatiente de la Revolución", en medio de la mayor crisis social y económica de la última década.

Una iniciativa polémica que Venezuela recibió con dosis de indignación, humor y sarcasmo. "El viceministerio de la Suprema Felicidad bajó el dólar paralelo a 4,30 bolívares", bromeó el Chigüire Bipolar, un personaje humorístico creado para hacer las delicias políticas de la oposición. Precisamente ayer, el dólar en el mercado negro superó la barrera de los 50 bolívares por cada billete verde.

"Ridículo internacional", "asombro", "incredulidad", "bonito nombre para una secta" y decenas de juegos de palabras, más o menos imaginativos, tomaron ayer las redes sociales, las calles e incluso las habituales colas que los venezolanos hacen todos los días para comprar alimentos y productos básicos.

"Felicidad Suprema es esa felicidad galopante que se siente cuando vas a cinco supermercados y no se consigue leche", se quejaba amargamente un caraqueño.

"El verdadero viceministerio de la Suprema Felicidad será el que se encargue de hacerle las valijas a Maduro", señaló, mucho más seria, la diputada opositora María Corina Machado.

"Maduro se burla de los venezolanos. Ese ministerio no tiene nada que ver con las familias que tienen que llorar a sus muertos. Nadie se siente feliz cuando le roban su auto o cuando va al supermercado", destacó Antonio Ledezma, alcalde mayor de Caracas y candidato opositor en las próximas elecciones municipales, en diciembre.

La oposición, en tropel, aprovechó la nueva oportunidad que les brindó Maduro para criticar su gestión gubernamental, que atraviesa una zona de huracanes: inflación anual en torno al 50%, escasez, desabastecimiento, hospitales públicos bajo mínimos, apagones eléctricos y la desbocada violencia urbana, capaz de matar todos los días en Caracas a 17 personas.

Los seguidores del oficialismo, en cambio, se limitaron a anunciar la medida sin mucha alharaca, buscando antecedentes históricos en un discurso de Simón Bolívar.

La creación del nuevo viceministerio se trata, en realidad, de una reorganización de las famosas misiones o programas sociales de Chávez , que habían perdido gran parte de su efectividad a golpes de corrupción y burocracia. Las primeras misiones, como Barrio Adentro (médicos cubanos en las barriadas populares a cambio de petróleo), fueron sugeridas por Fidel Castro a Hugo Chávez como fórmula para remontar su popularidad tras el golpe de 2002 y el paro petrolero, y así triunfar en el referéndum revocatorio que le planteó la oposición.

"Estas misiones tenemos que llevarlas al cielo, ése es nuestro agradecimiento a Chávez", insistió Maduro, empeñado en destacar que se trata de "un avance social en el marco del capitalismo".

La iniciativa del matrimonio presidencial sucede pocas horas después de que el propio Maduro dejara atónito al país al decretar el 8 de diciembre (jornada de las elecciones municipales) como el Día de la Lealtad y Amor a Chávez.

"La lealtad se tiene que probar todos los días, en el amor a la patria. Será una jornada patriótica especial, de difusión del pensamiento de Chávez", añadió.

Dos arrebatos de romanticismo político, que buscan evidentes beneficios electorales, en el momento de mayor debilidad para Maduro. Y que fueron defendidos a capa y espada por el propio mandatario, ayer a través de su Twitter: "Amor y lealtad para el 8-D con el legado de nuestro comandante Chávez, ahora que los fascistas arremeten contra la patria".

El oficialismo culpabiliza a la "burguesía parasitaria" y la "Trilogía del Mal" (el gobernador Henrique Capriles, la diputada Machado y Leopoldo López, dirigente de Voluntad Popular) de la "guerra económica" que golpea Venezuela. "Hay un pueblo decidido a seguir el camino de la dignidad para construir el socialismo como sueño supremo", sentenció Maduro.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.