Cuatro israelíes heridos al explotar una lancha en la costa de Gaza

Militantes palestinos hicieron detonar una carga de explosivos al ser interceptados por una patrulla naval de Israel
(0)
23 de noviembre de 2002  • 15:14

Militantes islámicos explotaron una lancha cargada con explosivos cuando fueron interceptados por una patrulla naval israelí frente a la costa de Gaza. En la explosión resultaron heridos cuatro soldados israelíes y murieron los dos tripulantes de la nave palestina.

Después del ataque, los militares israelíes cerraron el acceso del Mediterráneo frente al litoral de Gaza y prohibieron pescar a los palestinos.

El grupo militante Guerra Santa Islámica se atribuyó el ataque.

El novedoso ataque suicida coincidió con la demolición de las casas de cuatro activistas vinculados a la facción Fatah de Yaser Arafat cerca del pueblo cisjordano de Belén, realizada por fuerzas israelíes.

Las fuerzas israelíes reocuparon Belén el viernes en represalia por un atentado suicida palestino que costó la vida a 11e personas, cuatro de ellos niños, ocurrido la víspera en un autobús de Jerusalén.

Entretanto, la radio israelí informó que un asistente británico de la ONU que murió el viernes en un choque entre soldados y pistoleros palestinos en el campamento de Jenín, fue baleado por un soldado israelí que confundió el teléfono celular que portaba el asistente con una granada de mano.

Hook, de 50 años, fue baleado cuando trataba de evacuar la sección de las Naciones Unidas en Jenín durante los choques con los israelíes, que duraron varias horas.

La ONU ha abierto su propia investigación en torno al incidente.

Sami Mshasha, vocero de la ONU, dijo que el organismo está satisfecho con el informe sobre la responsabilidad israelí aunque dudó de algunos elementos del informe de la radiodifusora del ejército.

Dijo que Hook no habría sido abatido en un callejón sino estaba dentro del complejo de la ONU, formado por remolques y vehículos claramente marcados con banderas y señales de la organización internacional, además, expresó su incredulidad de que un teléfono celular pudiera ser confundió con una granada.

Fuente: AP

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.