Cubanos exiliados amenazan con resistir el regreso de Elián

Establecerán un cordón humano en torno de la casa donde vive el niño; los familiares lo mostraron ayer por TV en un nuevo intento por impedir su partida.
Establecerán un cordón humano en torno de la casa donde vive el niño; los familiares lo mostraron ayer por TV en un nuevo intento por impedir su partida.
(0)
28 de marzo de 2000  

WASHINGTON.- Elián González dibujó con un marcador el barco en el que se ahogó su madre y por un instante soñó con que está viva. "Perdió la memoria y no sabe que estoy aquí", dijo el niño balsero frente a una cámara de televisión, durante una entrevista que forma parte de la estrategia de sus parientes de Miami para confrontar la decisión del gobierno de acelerar los trámites para su regreso a Cuba.

La Secretaría de Justicia, a cargo de Janet Reno, intimó al tío abuelo de Elián, Lázaro González. Lo amenazó con revocar el permiso temporario de residencia del niño, que lleva cuatro meses en los Estados Unidos, para transformar en ilegal su estada y enviarlo en forma inmediata a Cuba.

De ese modo, Reno forzó a los familiares de Miami a solicitar ante los tribunales un trámite expedito para la apelación que presentaron cuando un juez falló que Elián debe regresar junto a su padre. Pero no cumplieron con otro de los requisitos: firmar un compromiso de que van a colaborar con la repatriación si pierden la apelación.

En tanto, la tensión aumentó en Miami cuando el Movimiento Democrático, un grupo anticastrista que ayer marchó por las calles de la Pequeña Habana, anunció que formará un cordón humano alrededor de la casa de Lázaro González para evitar que se lleven al niño.

Además, la fundación Cubano-Americana acusó a Reno de manejarse para "producir un nuevo Waco", en alusión a la actuación del FBI en abril de 1993 de la crisis de rehenes que terminó con la muerte de 80 personas.

En un intento por movilizar a la opinión pública, el tío abuelo y la prima Marisleysis González permitieron el acceso del noticiero de la cadena ABC a la escuela y la casa donde vive Elián desde que fue rescatado en el estrecho de Florida, en noviembre.

El naufragio

Tirada en el piso, la periodista Diane Sawyer se puso a dibujar una isla que representaba a Cuba. Con la ayuda de un terapeuta que hacía de intérprete, le pidió a Elián que le señalara dónde está su casa. La premisa, según la periodista que fue muy criticada por otros medios, era no forzar al niño a responder ninguna pregunta.

Elián dibujó olas, luego un barco, un delfín y por último la cámara del neumático a la que se aferró durante 50 horas tras el naufragio que le costó la vida a su madre y a otras diez personas.

"¿Qué pasó en el barco?", le preguntó la periodista. "Le entró agua", respondió el niño, en la primera de una serie de tres entregas.

La prima dijo que Elián le había contado que se durmió y que ya no volvió a ver a su madre. Dice que el niño cree que los delfines lo protegieron en una zona con tiburones y que mientras flotaba en soledad repetía una oración del ángel de la guarda.

"Mi mamá no está muerta. Está en algún lado en Miami. Perdió la memoria y no sabe que estoy aquí", dijo Elián ante las cámaras.

La prima lo corrigió con suavidad, pero la tragedia de Elián había quedado ya expuesta. Eso fue lo que quiso evitar el juez Michael Moore, que intervino en la causa. Moore se negó a convocar a una audiencia para escuchar al niño y su fallo reafirmó el criterio que había establecido el Servicio de Inmigración y Naturalización (SIN), que depende de Reno.

El SIN estableció, en una decisión que fue respaldada por Bill Clinton, que por tratarse de un menor de edad el único autorizado a hablar en nombre del niño es su padre, Juan Miguel González.

Ayer, el gobierno de los Estados Unidos condenó por inflamatorias las declaraciones de Fidel Castro, que dijo que ciertos grupos anticastristas son capaces de matar a Elián antes de permitir su regreso a Cuba. Poco después, sus familiares anunciaron que ya no lo enviarán al colegio por temor a que un "comando" de Castro viaje a Miami a buscarlo.

Castro: "Es repugnante"

LA HABANA (AFP).- La aparición de Elián González ante las cámaras de televisión en Miami fue utilizada por el presidente Fidel Castro como un argumento más para demostrar que están dadas las condiciones para que el niño balsero regrese a Cuba. "La mafia anticubana de Miami tiene la batalla perdida, jurídica y moralmente", dijo Castro en una disertación ante más de 700 estudiantes universitarios.

Castro dijo que someter al niño a una entrevista de televisión era "monstruoso y repugnante". "No se puede hacer esto sin la autorización del padre", dijo, y se mostró preocupado por el bienestar del niño. "Sinceramente creo que este niño está en riesgo en manos de gente desesperada, y el gobierno de Estados Unidos no debe correr este riesgo." Según Castro, con la aparición televisiva de Elián "se busca la simpatía del pueblo norteamericano", pero se van a "llenar de repugnancia y de indignación" ante esa medida desesperada, especuló.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.