Cuestionan que la TV pública española "favorece al gobierno y margina a la oposición"