Your browser does not support javascript

Opinión. Culpar a EE.UU., la excusa fácil en una región sin consensos