De frac y sonriente, Boudou se codeó con la realeza europea

El vicepresidente, que encabezó la delegación argentina, elogió la ceremonia
Elisabetta Piqué
(0)
2 de mayo de 2013  

AMSTERDAM.- Seguramente nunca se olvidará el vicepresidente argentino, Amado Boudou , del 30 de abril de 2013, cuando, de elegantísimo frac, se codeó con la flor y nata de la realeza europea. Acompañado por la presidenta provisional del Senado, Beatriz Rojkés de Alperovich, Boudou lució muy sonriente y evidentemente encantado, durante la solemne investidura, en la Iglesia Nueva.

La ceremonia fue "brillante y cálida a la vez", comentó el vicepresidente a la agencia oficial Télam, al elogiar también la "gran organización" y "las palabras del rey sobre la importancia de la democracia".

Boudou -que estuvo en la foto oficial que se sacaron los reyes con los representantes de las casas reales y misiones diplomáticas- tuvo la oportunidad no sólo de hablar con los nuevos monarcas, sino también con otras personalidades. Entre ellas, los príncipes de Asturias, Felipe y Letizia; los de Suecia, Victoria y Daniel, y el gobernador general de Canadá, David Johnston.

También conversó con el jeque Ahmed bin Zayed al-Nahyan, que "elogió los caballos y los productos argentinos", y con el príncipe Constantino, hermano de Guillermo, y su mujer, Lorenza, con quienes discutieron sobre "los desafíos de la educación pública".

A la hora de estar con los nuevos reyes, Guillermo y Máxima, les planteó "la posibilidad de trabajar juntos" para lograr un "mayor acercamiento cultural y comercial" entre los dos países, y destacó la oportunidad de reunirse con las autoridades de las naciones caribeñas que componen el Reino de los Países Bajos: Aruba, Curaçao y Saint Maarten.

El escrache que no fue

Si bien el mismo día de la asunción, a las 19, había sido convocado en las redes sociales un escrache en su contra frente al hotel Okura de esta capital, donde se alojó, al final sólo aparecieron dos argentinos.

"Vine porque me llegó un mail convocando al escrache. Además, vivo a tres cuadras de acá y como leo los diarios argentinos todos los días, me parecía necesario venir, porque Boudou es un escándalo que eligió Cristina Kirchner", explicó a LA NACION Irene Potter, argentina oriunda de Martín Coronado, que vive desde hace 18 años en Holanda.

Casada con un holandés, Irene, que trabaja como empleada en una empresa, sin dudar dijo que está en contra "de todo lo que representa Boudou". Además, criticó duramente a Cristina Kirchner: "En Holanda a ningún político le permitirían hacer las cadenas nacionales que hace ella, que usa los fondos públicos para beneficiarse ella misma".

En el escrache que no fue -sólo aparecieron periodistas japoneses en busca de la princesa Masako, que también se hospedaba en el hotel Okura- también apareció Esteban, un neuquino de 25 años que prefirió no dar su apellido.

"Me enteré por Facebook del escrache", contó, al explicar que fue por varias razones. "Estoy en desacuerdo con las medidas de este gobierno, especialmente las dificultades que hay para salir del país", dijo. Esteban contó que está viviendo desde hace dos meses en Amsterdam, porque consiguió un trabajo como programador y que cuando se mudó no pudo sacar dinero del banco.

"No pude sacar mis ahorros del país, que gané legalmente, tuve que venirme con lo puesto. Me parece inaceptable que una persona como Boudou, vinculada con tantos casos de corrupción, no tenga respuestas, más allá de decir que se trata de una operación mediática", disparó, indignado.

Tampoco Victoria, su novia franco-británica, que vivió un año en la Argentina, ahorró críticas. "Yo tampoco pude sacar plata del país, que había ganado trabajando legalmente", contó. "Sigo teniendo plata en la Argentina, que se está devaluando", detalló, al destacar, finalmente, que está profundamente impactada por los casos de corrupción salidos a la luz últimamente en los medios.

Silbidos en la fiesta local

La comunidad holandesa en el país siguió de cerca la entronización de Guillermo y Máxima y participó anteayer, junto a decenas de invitados locales, de un desayuno organizado por la embajada en el hipódromo. Cada vez que apareció en la pantalla gigante el vicepresidente Amado Boudou, fue abucheado por el público.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.