Era directivo de un banco. De "gerente del año" en Escocia a autor de un fraude millonario