Desnudo y con una biblia en la mano, se subió a una tanqueta y pidió que "no lancen más bombas" en Venezuela