Diana intentó suicidarse para cortar la sucesión real

Fue durante su primer embarazo
(0)
28 de febrero de 2004  

LONDRES (ANSA).- Nuevas grabaciones de Diana de Gales divulgadas ayer revelaron que la princesa intentó suicidarse cuando estaba embarazada de William para poner fin a la línea de sucesión de la casa real británica, en un nuevo capítulo del escándalo que sacude a la familia Windsor.

En la grabación, que es parte del documental basado en cintas inéditas que la cadena estadounidense NBC emitirá la semana próxima, la propia Diana revela que intentó tirarse por las escaleras del palacio de Kensington cuando llevaba cuatro meses de embarazo del príncipe William.

"Me tiré por las escaleras cuando estaba embarazada de cuatro meses de William, quería conseguir la atención de mi marido. Pero él sólo me dijo que dejara de llorar y me comportara como una mujer decente", dijo Lady Di, en videos que fueron grabados por su profesor de dicción Peter Settelen, entre 1992 y 1993.

Según informó ayer el tabloide The Sun en adelantos del video, Diana declaró "dejar el alma" en el documental secreto, como también en grabaciones de audio que usó más tarde el escritor inglés Andrew Morton para escribir, en 1992, su famoso libro de revelaciones "Diana: su historia real".

"El costado público era muy diferente del privado. En el público, todos querían a una princesa de hadas que los tocara e hiciera que todo se convirtiera en oro. Poco se dieron cuenta de que yo estaba siendo crucificada porque no era lo suficientemente buena", sollozó la princesa, vestida de negro y sin maquillaje.

En ese video, Diana, que murió en un accidente en 1997, también cuenta cómo su por entonces marido Carlos la trató "como una loca" y se mostró desinteresado de los continuos intentos de suicidio "en los que fueron mis peores años de vida".

"Me quise cortar las venas lanzándome por una ventana y cortándome con los vidrios rotos. Me tiré por las escaleras cuando estaba embarazada de cuatro meses de William, para tratar de conseguir la atención de mi esposo y que me escucharan", explicó la princesa.

Además, reveló que dos días antes de contraer matrimonio con su esposo, "Carlos le regaló un brazalete de diamantes a su amante, Camilla Parker Bowles".

"Estaba desesperada", dijo con la voz quebrada Diana, que también admitió saber desde el principio que "nunca sería reina de Inglaterra".

"Supe desde el día en que Carlos me propuso matrimonio que nunca sería reina de Inglaterra. El me dijo: "¿Te das cuenta de que algún día serás reina?", pero una voz dentro de mí me dijo "nunca serás reina, pero tendrás una tarea muy dura"", explicó.

Piden respeto

Tras las revelaciones, un vocero del palacio de Buckingham, residencia de Isabel II en Londres, se negó a hablar sobre el video casero, pero afirmó: "Lo único que pide la monarca es que se respete la privacidad del príncipe Carlos y de sus hijos, los príncipes William y Harry".

Ayer, y con semblante distendido, el heredero de la corona británica participó de una ceremonia oficial para dar la nacionalidad británica a 19 inmigrantes extranjeros, pero tras preguntársele por las revelaciones, contestó enojado: "Prefiero no hablar de eso".

Carlos, cuya popularidad para ser futuro rey ha caído dramáticamente en las últimas semanas, será interrogado las próximas semanas por agentes de Scotland Yard, luego de que la propia Diana escribió en una carta que entregó a su mayordomo Paul Burrell que creía su ex esposo la quería matar en un accidente automovilístico para casarse con su amante Camilla Parker Bowles.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.