Dichos y hechos

(0)
29 de diciembre de 2009  

La familia del terrorista había buscado ayuda

LAGOS, Nigeria (AP).- El joven que trató de volar un avión estadounidense había interrumpido toda relación con sus familiares, que no volvieron a tener noticias de él hasta que se reveló su frustrado atentado. El padre había hablado con las agencias de seguridad nigerianas hacía dos meses y un mes después había recurrido a dependencias extranjeras para manifestar su preocupación por la desaparición de su hijo y sus vínculos con grupos terroristas, reveló ayer la familia. Umaru Abdulmuttalab, un prominente banquero, pidió a las autoridades que obligaran a su hijo, de 23 años, a volver a casa. "Les dimos toda la información necesaria", señalaron las fuentes.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.