Dilma Rousseff asegura que está "a un paso de acabar con la miseria absoluta" en Brasil