Divorciados, gays y madres solteras, temas que tratarán los obispos en octubre

Convivencias, uniones de hecho y separados vueltos a casar son algunas de las "situaciones pastorales difíciles" que intentará responder la Iglesia en el próximo sínodo extraordinario de obispos, en octubre
(0)
26 de junio de 2014  • 12:25

En una apuesta de alto impacto, el papa Francisco había convocado en octubre de 2013 a un sínodo extraordinario sobre "los desafíos pastorales de la familia en el contexto de evangelización", que tendrá lugar del 5 al 19 de octubre de este año.

Hoy, la secretaría general del sínodo difundió el Instrumentum Laboris, la hoja de ruta de lo que tratarán los padres en el encuentro.

El Instrumentum Laboris nació de las respuestas al cuestionario del documento preparatorio , que fue dado a conocer en noviembre de 2013.

Los tres grandes ejes sobre los cuales la Iglesia debatirá son:

  • "el Evangelio de la familia que hay que proponer en las circunstancias actuales"
  • "la pastoral familiar que hay que profundizar frente a los nuevos desafíos"
  • "la relación generativa y educativa de los padres respecto de los hijos"

"Los padres sinodales evaluarán y profundizarán los datos, los testimonios y las sugerencias de las Iglesias particulares, a fin de responder a los nuevos desafíos de la familia", sintetizó la secretaría general.

El texto está estructurado en tres partes y retoma las ocho temáticas propuestas en el cuestionario. La primera parte está dedicada al Evangelio de la familia. La segunda parte trata de las propuestas relativas a la pastoral familiar, incluidos los "desafíos" y las "situaciones difíciles". La tercera parte está dedicada a la responsabilidad educativa de los padres.

Entre las "situaciones difíciles" figuran, por ejemplo, las convivencias, las uniones de hecho, los separados, divorciados y divorciados vueltos a casar, las madres solteras, los no practicantes y no creyentes que piden el matrimonio y la transmisión de la fe a niños en uniones de personas del mismo sexo.

Separados, divorciados y divorciados vueltos a casar. El Instrumentum Laboris menciona a los separados, divorciados y divorciados vueltos a casar como un "fenómeno en crecimiento" y una "realidad (...) relevante en Europa y en toda América".

"Se observa que el número creciente de convivientes hace que el problema de los divorcios sea menos relevante: la gente se divorcia gradualmente menos, porque en realidad suele casarse cada vez menos".

Madres solteras. Según la Iglesia, "es necesario prestar especial atención a las madres que no tienen marido y se hacen cargo ellas solas de sus hijos".

"Su condición a menudo es el resultado de historias de mucho sufrimiento, y no pocas veces de abandono. Ante todo hay que admirar el amor y la valentía con que acogieron la vida concebida en su seno y proveen al crecimiento y la educación de sus hijos".

El texto menciona que las madres solteras "merecen de parte de la sociedad civil un apoyo especial, que tenga en cuenta los numerosos sacrificios que afrontan".

Uniones homosexuales. El Instrumentum Laboris menciona las uniones entre personas del mismo sexo.

"No existe ningún fundamento para asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas, entre las uniones homosexuales y el designio de Dios sobre el matrimonio y la familia. […] Sin embargo, los hombres y mujeres con tendencias homosexuales deben ser acogidos con respeto, compasión, delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta".

Importancia del sínodo

Existen dos tipos de sínodos: ordinarios y extraordinarios . Los extraordinarios suelen convocarse cuando "la materia a tratar, aun relativa al bien de la Iglesia universal, exige una rápida definición".

En la historia de la Iglesia se había convocado sólo dos veces a sínodos extraordinarios: la primera fue en 1969, sobre el tema de las conferencias episcopales y la colegialidad de los obispos, durante el pontificado de Pablo VI; la segunda fue en 1985, sobre la aplicación del Concilio Vaticano II, bajo Juan Pablo II.

En la asamblea general extraordinaria participan los patriarcas o jefes de las Iglesias orientales, los presidentes de las Conferencias Episcopales nacionales; tres religiosos que representan a las órdenes religiosas y los jefes de dicasterio de la curia romana.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.