Dylann Roof, el tirador de Charleston, puede enfrentar pena de muerte por cometer un crimen de odio racial