Suscriptor digital

EE.UU. busca reforzar sus lazos con Africa

Llamó a Nigeria a asumir su liderazgo
(0)
27 de agosto de 2000  

ABUJA, Nigeria (EFE).- El presidente estadounidense, Bill Clinton, abogó ayer por una nueva relación entre los Estados Unidos y Africa, y llamó a Nigeria, el país más poblado del continente, a asumir su liderazgo.

"Uno de los principales obstáculos para una nueva relación con el continente era la falta de democracia en Nigeria. Ahora ese problema no existe", dijo Clinton en Abuja, la capital, en la primera etapa de su segundo viaje por el Africa negra.

El presidente estadounidense calificó el proceso de democratización nigeriano como "el acontecimiento político más importante de Africa desde el fin del apartheid", en 1994, y expresó su apoyo a "la nueva Nigeria", de la que dijo que puede servir de ejemplo y líder para toda región.

Clinton hizo estas declaraciones tras ser recibido, en Abuja, por el presidente nigeriano, Olesegun Obasanjo, cuya elección, en febrero pasado, puso fin a décadas de regímenes militares e inestabilidad política en un país que, con 120 millones de habitantes, está destinado a ser el motor del desarrollo en su área de influencia.

El mandatario -que viaja acompañado de su hija Chelsea y un centenar de empresarios- mantuvo varias entrevistas con Obasanjo, con quien intentará estrechar las relaciones bilaterales en el plano comercial y también tratará el papel militar que su país puede desempeñar en la zona.

Según fuentes diplomáticas estadounidenses, Washington está interesado en que el ejercito nigeriano, el más poderoso de Africa occidental, encabece las misiones de paz de las Naciones Unidas en la región, y para ello respaldará el liderazgo político de Obasanjo en el continente.

Como contrapartida, Nigeria podría recibir algún trato de favor en el problema de su deuda exterior, que asciende a 30.000 millones de dólares y constituye el principal obstáculo para el despegue económico de éste, el primer productor subsahariano de petróleo.

Próximas etapas

Tras su estada en la capital nigeriana, Clinton se desplazará a Arusha, en Tanzania, donde mañana asistirá a la firma de un acuerdo de paz para la vecina nación de Burundi, donde más de 200.000 personas han muerto por la guerra.

Este es el segundo viaje de Clinton al Africa negra, tras la gira que efectuó en 1998, cuando visitó seis países de una de las regiones más pobres del mundo y a los que prometió encontrarle "un sitio en la era de la globalización".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?