EE.UU.: con quimioterapia, destrozó la vida de cientos de pacientes que no tenían cáncer