Síntesis. EE.UU.: en el aire habrá menos maníes